Antecedentes

Desde el 2013, el Estado ecuatoriano colocó políticas para el tratamiento de personas desaparecidas involuntarias en la agenda pública. Por esa razón, en el nuevo Código Integral Penal (COIP) se lo tipifica como imprescriptible.

El Ministerio del Interior a través de la Policía Nacional creó la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased), en el 2013, con el objetivo de tratar estos casos.

Los resultados obtenidos desde la creación de esta dirección son superlativos a comparación de cómo se trataba en años anteriores a los desaparecidos. Desde el 2014 hasta la fecha, la Dinased resolvió 19.132 casos, la Unidad tiene una eficacia del 92%.